sábado, 20 de febrero de 2010

El Mesías regurgita

4 comentarios:

Roque Madura dijo...

Sin duda el dedo de Aznar tiene vida propia. Desde designaciones a dedo a esta reciente acción, vemos el gran dominio de las técnicas digitales del susodicho: vale más un dedo que mil palabras.

Capitain Poon dijo...

Yo creo que esta gente no debería perder los papeles de esa manera.

Al igual que los famosos que se quejan de los periodistas, con lo que han ganado y ganan por la patilla, que menos que saber estar.

Abrazal Beni

daniel dijo...

Es el dedo de Dios, que quiere metérnoslo por el culo.

Mr.Mosstrem dijo...

Me ha surgido una duda...si se metiera el dedo en el culo, sería lo que coloquialmente se llama "poner el brazo en jarra"?

Abrazosss!